El tema de la muerte es un gran tabú en nuestra sociedad.
El conocimiento sobre la muerte, sobre cómo ayudar a los moribundos y sobre la naturaleza espiritual de la muerte y el morir debería estar a disposición de todo el mundo.
Es importante aprender los procesos por los pasa el moribundo y como acompañarlo en ese momento tan difícil e importante de su vida

En esta práctica del Tonglen ayudar a la persona que se está muriendo a liberarse de muchas emociones de dolor y que pueda afrontar el momento de su muerte con más tranquilidad.

Muchas veces sentimos la presencia de la persona fallecida y eso hace que nuestro duelo sea más difícil de llevar. Y eso significa que la persona no ha pasado a la luz, y por lo tanto no está descansado en paz.
En este caso puedes utilizar esta práctica para que tu ser querido, suelte su estado emocional de sufrimiento que le está impidiendo ver la luz.

En la práctica Tonglen de dar y recibir, tomamos los diversos sufrimientos mentales y físicos de la persona: miedo, frustración, dolor, ira, culpa, rencor, amargura, duda y les damos, mediante el amor, toda nuestra felicidad y todo nuestro bienestar, paz mental y plenitud.

1. Antes de dar comienzo a la práctica, siéntese tranquilamente y calme la mente

2. Imagínese a la persona que está muriendo. Si puede hacerlo con ella presente cógele de la mano.

Intente imaginar todos los aspectos del dolor y la aflicción de esa persona. Luego, cuando sienta que se le abre el corazón en compasión hacia esa persona, imagínese que todos sus sufrimientos se manifiestan conjuntamente y se condensan en una gran masa de humo negro, caliente y mugriento.

3. Entonces, al inspirar, visualice esa masa de humo negro disolviéndose en el mismo núcleo de su aferrarse a sí mismo en su corazón, donde destruye completamente todo rastro de mimo ego y de este modo purifica todo su karma negativo.

4. Imagínese ahora que la protección del ego ha sido destruido, de manera que el corazón es expande

Así pues, al exhalar imagine que emite tu viva y refrescante luz de paz, alegría, felicidad y bienestar definitivo a la persona querida, y que sus rayos purifican todo su karma negativo.

Aquí encuentro inspirador imaginar, como sugiere compasión que le ha transformado el corazón, o todo el cuerpo y el propio ser, en una deslumbrante joya capaz de conceder los deseos de cualquiera y proporcionarle exactamente lo que anhela y necesita.

La verdadera compasión es de verdad una joya que concede los deseos, puesto que posee el poder inherente de darle a cada ser precisamente lo que ese ser más necesita, aliviando así sus sufrimientos y siendo causa de su verdadera plenitud.

5. Así, en el momento en que la luz de su compasión se proyecta hacia la persona querida, es esencial sentir la firme convicción de que todo su karma negativo ha sido en efecto purificado, y una firme y duradera alegría porque ha sido totalmente liberado del sufrimiento y el dolor.

Luego, mientras sigue tu respirando normalmente, inspirando y espirando, continúe con perseverancia esta práctica.

Otra cosa que puedes hacer coge de la mano a la persona y le dices mentalmente: «Al inspirar, tomo el sufrimiento de ti, y al espirar te doy paz y tranquilidad»

Si quiere profundizar más en el tema te recomiendo que hagas el curso Como me preparo para la Muerte de un ser querido

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat